Interoperabilidad en Tiempos Digitales

Blog 31.01.2019

Por Alejandro Benavides

Hoy más que nunca a las organizaciones les es necesario tener datos en tiempo real ya que el mercado y los diferentes modelos de negocios así lo están exigiendo, no solo para ser competitivo, sino que para ciertos sectores, tener la datos que generen información terminan siendo algo de vida o muerte literalmente.

Forrester Research estima que actualmente los negocios en general, producen, almacenan y utilizan datos todos los días y que este crece en promedio un 200% anualmente, esto significa un aumento de la productividad, adicionalmente el poder de conectar la información con las personas mejora la toma de decisiones, el análisis de la información lo que finalmente se traduce en ganancias para las empresas. La mala noticia es que el 93% de estas empresas creen que su organización está perdiendo ingresos como consecuencia de no poder aprovechar al máximo la información que generan o capturan. En promedio, estiman que la pérdida en ingresos mensuales es de un 14%. según un estudio relevado por Gartner.

Aumento de la productividad, disminuir pérdidas y aumentar ingresos no siempre se resume en ventas, sino también en la calidad de los servicios y como estos procesan datos en el día a día. Pongamos un ejemplo:

La clínica A recibe un paciente para una consulta general, dicha consulta genera una solicitud de un estudio específico en la clínica B, el estudio generado en la clínica B determinará si en la clínica A referirán al paciente a una clínica C. Dentro de todo este flujo de trabajo, la información del paciente podría generarse hasta 3 veces con la misma información para cada clínica. El “Emergency Care Research Institute (ECRI)” analizó 7,613 errores de identificación de pacientes durante un periodo de 32 meses, entre enero del 2013 y agosto del 2015. De este análisis se concluye que:

  • La mayor parte de los errores (72,3%) se produjeron mientras los pacientes estaban en el centro médico.
  • Más de la mitad de los errores se habían producido en las pruebas de diagnóstico (laboratorio, anatomía patológica o diagnóstico por imágenes) y en los tratamientos (medicación, procedimientos y transfusiones) 36,5% y 22,1% respectivamente.
  • La identificación física incorrecta de los pacientes supuso alrededor del 15% de los errores de identificación, la mayoría entre otras causas por no haber verificado la identidad del paciente.
  • Cerca del 15% de los eventos se asociaron a una contribución inadecuada de las herramientas tecnológicas.

Este es solo un ejemplo del gran y complejo engranaje que se requiere para mover los modelos de salud en todo el mundo y es preocupante la poca atención e importancia que las organizaciones le ponen al riesgo de estar generando y refiriendo información de manera incorrecta.

En cuanto mi organización tiene que interactuar con terceros y esta interacción requiere compartir información los riesgos de erosionar la calidad de su servicio es inminente.

El que golpea primero, golpea dos veces

Me he dado cuenta que existe un pequeño grupo de médicos con una amplia visión que está entendiendo la evolución del paradigma del acto médico. Como lo menciona Gartner no se está aprovechando la información que se genera, ni la que se obtiene de terceros.

Para ser competitivos en una era digital, es necesario interoperar, pero ¿Qué es interoperabilidad o interoperar y porqué es tan importante para el sector salud?. El Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) define interoperabilidad como la habilidad de dos o más sistemas o componentes para intercambiar información y utilizar la información intercambiada.

Generar datos correctamente estructurados y estandarizados da una considerable ventaja en su modelo de negocio. Le permite automatizar una gran parte de su flujo de trabajo, le permite a sus pacientes empoderarse de sus datos y autogestionar ciertos procesos de su organización. Adicionalmente, facilita la solicitud de estudios y sus resultados al obtener una canal digital directo entre su organización y otros centro médicos. Al minimizar el impacto de los errores en sus datos o en los que recibe, bajo sus costos al no tener que dedicar tiempo en resolverlos, evitar gastar tiempo en ingresar datos que ya existen en otros sistemas con los que comparte flujos de trabajo y muy posiblemente podrá tener una partida para seguir invirtiendo en tecnologías que le permitan consolidar y analizar sus datos aran tomar mejores decisiones o prever futuros escenarios.

Para el sector salud, existen ya varios estándares que le permiten lograr escenarios para interoperar tales como HL7, DICOM, SNOMED-CT, CIE-10, IHE entre otros. Finalmente, tenemos que mencionar el gran impacto que los modelos de salud nacionales obtienen al implementar interoperabilidad interinstitucional como modelos público-privado, ya que, esto le permitiría a la población tener historiales médicos completos, unificados e únicos.

Lo cierto es que Latinoamérica esta varios pasos atrás ya que no logra alcanzarse de forma asertiva entre los sectores público privada, la falta de entendimiento del llamado comercio electrónico desde las altas cúpulas políticas y la falta de legislaciones para el trato de los datos clínicos ponen un enorme reto para la región. Mientras esto sucede, es necesario que el sector privado de los primeros pasos y puedan dar muestra de casos de éxito que animen a dar estos pasos y lleve a Latinoamérica a mejorar sus diversos sistemas de salud.

Alejandro Benavides es Sub – Coordinador de la RECAINSA y CEO de Meddyg.

Imagen diseñada por DESISCOM.

1 Comments

  1. Pingback: Interoperabilidad en tiempo digitales – Meddyg

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »